El pasado Martes 5 de Marzo, participé en un evento creado por el Grupo PRISA en el maravilloso Hotel de las Arenas, donde durante casi 90 minutos estuve reflexionando con los clientes de este conocido grupo empresarial sobre los aspectos clave para sacar el máximo partido a los eventos de Networking donde habitualmente acudimos.

El grupo PRISA de una manera tremendamente acertada, ha decidido añadir a sus servicios publicitarios más valor, creando un programa llamado SER Empresas en el que todos sus clientes, además de contratar sus inserciones publicitarias, pueden disfrutar de determinados espacios y eventos creados especialmente para ellos, con la finalidad de interactuar entre sí, conocerse, compartir experiencias y generar múltiples sinergias empresariales.

Fue un honor, que tan importante grupo empresarial, decidiera contar con mis servicios para el arranque de este importante programa dentro de la compañía y protagonizar la primera acción que se llevaba a cabo dentro de dicho club. El tema, no podía ser otro: ¿Cómo utilizar nuestra Inteligencia Emocional en los eventos de Networking? Una conferencia que pretendía sentar las bases de este nuevo espacio interactivo que supone SER Empresas y una oportunidad magnífica de brindar unas cuantas herramientas para desenvolvernos mejor en este tipo de eventos y conseguir de ellos aquello que nos planteamos.

Varias semanas de trabajo mano a mano con el departamento Comercial, unos últimos retoques coordinados junto con el departamento de Marketing y a las 19:00 un grupo muy numeroso de personas que ya comenzaban a dar vida y color al Salón Sofía, un lugar impresionante para impartir conferencias.

La experiencia fue increíble, los asistentes estuvieron tremendamente participativos e implicados en co-crear juntos las claves que nos ayudan a pisar terreno firme en este tipo de eventos. Preparar adecuadamente mi asistencia al evento, vencer aquellos miedos que me impiden interactuar libremente con el resto de personas que me rodean y sobre todo, como dejar en la otra persona una huella imborrable, que le predisponga a querer volver a tener otra reunión, donde esta vez sí, hablar más en profundidad de temas profesionales.

Descubrimos, como las personas tenemos un sexto sentido para descubrir, cuando quién tenemos en frente tiene un verdadero interés por nosotros y nuestra historia o simplemente está aguantándonos la mirada, con la intención de que paremos a tomar aire y así, comenzar a contarnos las lindezas de su negocio, de sus servicios o de sus productos.

A las personas nos gusta que nos hagan sentir importantes, que se interesen por nuestra historia, ser escuchados y si conseguimos que las personas que acabamos de conocer, se sientan así, aunque sea solo durante unos minutos, seguro que disfrutarán enormemente de nuestra conversación y desearán en un futuro volver a interactuar con nosotros, puesto que  nuestro cerebro registra con una gran precisión aquellos eventos emocionales a los que nos vemos expuestos, por eso, la persona que acabamos de conocer, no se acordará dentro de un mes de lo que estábamos hablando con ella, pero sí recordará vívidamente como la hicimos sentir y si le resultó agradable interactuar con nosotros.

Analizamos multitud de trucos y estrategias para causar una grata impresión a la otra persona y lo más interesante, todos los asistentes pudieron ponerlo en práctica después de la conferencia en un coctel en el que pudieron interactuar libremente y llevar a la práctica muchas de las cosas expuestas.

La verdad es que fue una velada maravillosa que terminó cerca de las 22:00 horas y donde pudimos conocer a personas nuevas, interesarnos por sus historias y sobre todo generar sinergias empresariales.

Quiero agradecer al Grupo PRISA su confianza, a Eduardo, Carina y Lydia su fe y predisposición y a todos los asistentes por no esperar a ver para creer algunas cosas, sino comenzar a creerlas para en un futuro poder verlas.

Muchas Gracias a todos.