Comienza un nuevo año, si miramos las noticias y escuchamos la radio parece que va a ser el más duro de los que hemos vivido últimamente, pero yo me resisto a creerlo. Soy consciente de la grave situación por la que atraviesa nuestro país, también pienso que las primeras medidas que ha adoptado este nuevo gobierno no serán suficientes, que se va a seguir destruyendo empleo y la mayoría de familias tendrán menor poder adquisitivo, pero, que papel piensas jugar tu en todo esto.
El panorama no pinta bien, pero yo me niego a asumir el papel de victima. Yo quiero convertirme en protagonista de este 2012, quiero que sea mi año y tú podrías ir planteándote que quieres hacer porque ya quedan menos de 355 días. Nuestra realidad nos va a dar mil y un motivos para que no hagamos nada, para que solo nos quejemos y les digamos a los demás que pobrecitos somos y lo dura y penosa que es la crisis…………… pero también podemos poner el foco en todo lo positivo que puede tener para nosotros.
En la vida, al final cada palo tiene que aguantar su vela y por bien o mal que estemos, posiblemente no vaya a venir nadie a solucionarnos la papeleta, así que yo he decidido, estas pasadas fiestas, dedicar un día completo a imaginarme como quiero que sea el 2012, cuantos proyectos nuevos quiero empezar, a cuanta gente nueva y enriquecedora quiero conocer, a cuantas personas voy a inspirar. Sé que el primer paso para conseguir todo lo que deseo es imaginarlo, pero soy realista, y sé que después de la “ley de la atracción” viene “la ley del trabajo” y estoy dispuesto a hacer que las dos confluyan para conseguir todo lo que deseo y te recomiendo que hagas lo mismo. Coge un papel y piensa que te gustaría conseguir para este 2012, dedica algo de tiempo a imaginarlo, visualízalo nítidamente en tu cabeza y comienza a analizar que te separa de tu sueño y traza ahora mismo un plan para alcanzarlo.
Creo firmemente que no le va a ir mal a todo el mundo en 2012 y he decidido ser de ese colectivo privilegiado de personas a los que les irá bien en este nuevo año. Pero como no quiero estar solo, deseo que tú también te encuentres conmigo en el lado de los que han descubierto un sinfín de oportunidades en este año que acaba de comenzar, pero recuerda, posiblemente “el amor no vendrá a llamar a tú puerta, tendrás que ir a buscarlo”.
Te deseo lo mejor para este apasionante 2012 que nos espera………………………………….