El problema es que algunos CEO´s contemplan sus organizaciones de una manera rígida, no como sistemas flexibles.