Lo contrario a la distracción es la tracción