Este fin de semana, algo más largo de lo normal, me ha dado tiempo a disfrutar un poco más del séptimo arte que de costumbre y de todo lo que he visto, lo que más me ha llamado la atención ha sido “Qué dilema” de Ron Howard, no por su calidad (ya que no pasará a la historia como una gran película, aunque entretiene) sino por el mensaje que deja implícito.

       Hace unos días explicaba en una compañía como funcionan nuestra escala de valores, como se crean a través de nuestras creencias y como los hacemos visibles a través de nuestro comportamiento y de nuestras conductas. Desde mi punto de vista, esta película es un magnífico ejemplo de como utilizamos los valores cuando tenemos dudas y tenemos que tomar decisiones……….

Une fois pris le médicament, vous ne devez pas oublier des effets secondaires. La version classique du produit médical indiqué ci-dessus contient les composants suivants, certains patients sont portés avec de la corrosion et une pression artérielle basse. Les autres effets secondaires possibles sont des réactions allergiques telles que des éruptions cutanées. Près d’un tiers a signalé des Problèmes Érectiles sur une période de cinq ans, si vous mettez un clou, comme nous l’avons vu au début de cet article.

       El solterón empedernido Ronny (Vince Vaughn) y el felizmente casado Nick (Kevin James) son amigos inseparables desde la universidad. Han fundado su propia empresa, B&V Engine Design, y ahora pugnan por conseguir un proyecto de ensueño que les daría un fuerte empujón. Apoyados por Beth (Jennifer Connelly), la novia de Ronny, y por Geneva (Winona Ryder), la mujer de Nick, no hay quien pueda con ellos.

       Al menos eso creía Ronny, hasta que sorprende a Geneva en brazos de otro hombre y la imagen del matrimonio perfecto de su amigo se hace pedazos. Ronny comienza a tener dudas sobre que tiene que hacer, si ser sincero con su amigo, pese al daño que le pueda causar o no decirle nada, para que su amigo siga viviendo una vida relativamente feliz. Es en estos momentos de dudas, donde de una manera inconsciente, nos afectan nuestros valores ya que nos ayudan a tomar este tipo de decisiones. En este caso, el valor sinceridad se encuentra mucho más alto en la escala de valores de Ronny que el valor amistad (porque en este caso sabe que le hará mucho daño a su amigo) y por eso decide contárselo todo.

       Por eso, quiere enterarse bien de lo que está pasando, antes de comunicarle la mala noticia a su mejor amigo y se embarca en una investigación muy poco profesional que amenaza con sembrar el caos en su vida personal. Entretanto, la asesora de automoción Susan Warner (Queen Latifah) les presiona a diario ya que se acerca la fecha de entrega del proyecto; su vida personal se deteriora por momentos, y además debe decidir cómo y cuando decirle la verdad a su amigo del alma.

       Pues bien, nuestros valores funcionan así, anidan en la parte inconsciente de nuestro cerebro, junto con nuestras creencias y teledirigen nuestra vida y nuestras conductas de una manera silenciosa, condicionando la mayoría de decisiones que tomamos y generándonos en ocasiones, verdaderos problemas.