Cada uno tiene el equipo que se merece